¿Sabías que volar en avión por muchas horas estresa, deshidrata y envejece tu piel? Conoce porqué y aprende una rutina básica para mantener una piel saludable durante esas horas de vuelo.

¿Por qué volar en avión es perjudicial para la piel?

La respuesta es sencilla, por la altura y la falta de humedad en la cabina aérea. Por lo general, la piel suele conservar su elasticidad y brillo natural a un nivel de humedad de 40-70%, pero debes saber que la mayoría de aviones mantienen un nivel de humedad de 20%, lo cual estresa y deshidrata la piel, dándole una apariencia opaca y seca.

A la falta de humedad en el ambiente, se suma la altura y sus consecuencias. Recuerda que, a mayor altura, la circulación sanguínea desciende en nuestro organismo y por supuesto en la piel. Ello ocasiona que el rostro se vea más cansado y sin brillo.

Cantidad de líquidos permitidos en el avión

En tu maleta de mano puedes portar líquidos que no superen la cantidad máxima de 1 litro en total. Asimismo, recuerda que dichos líquidos deben estar en envases individuales que no superen la capacidad de 100 ml. Todos esos frascos deben ser transportados en una bolsa de plástico transparente (para su fácil inspección) que tengan una medida aproximada de 20×20 cm; recuerda que lo permitido es una bolsa por pasajero.

Productos básicos para cuidar tu piel en un viaje largo. La bolsa transparente y los frascos de colores los puedes encontrar en Komonoya (Lima – Perú) a solo S/.8.

Rutina de 5 pasos para cuidar tu piel en el avión

0. Mejor es prevenir

Antes de iniciar con la rutina, ten en cuenta estos 2 consejos que pueden disminuir los efectos de la altura y falta de humedad en tu piel. Cuando viajes, intenta usar la menor cantidad de maquillaje posible; evita las bases pesadas, polvos, las sombras, correctores, etc. Recuerda que de por sí, nuestra piel se estresa en un largo vuelo, no hay que estresarla más de la cuenta con capas y capas de maquillaje.

El otro consejo es hidratarse de adentro hacia afuera. Consume mucha agua antes y durante el vuelo, eso hará que tu piel conserve con mayor facilidad la humectación.

1. Desmaquíllate y limpia tu rostro

Durante el vuelo, no siempre es posible tener a la mano todos nuestros productos skincare para nuestra doble limpieza facial coreana. Si no tienes un aceite limpiador, puedes usar una crema hidratante (la mayoría tiene base oleosa) y discos de algodones. Luego, continúa con un limpiador acuoso, en este caso puedes usar agua mineral sobre un disco de algodón. NUNCA utilices el agua del baño dentro de un avión, esa agua suele tener impurezas y suciedad.

2. Sé generos@ con el tónico facial

Usa tu tónico facial favorito, ya sea que lo uses en algodones o con la yema de tus dedos, el tónico ayudará a equilibrar el ph de la piel y evitar toda resequedad. Si gustas ver un ejemplo de cómo utilizarlo, puedes visitar nuestro video en youtube.

3. Utiliza un serum hidratante

Cualquier serum será tu aliado, pero recuerda que algunos componentes pueden potenciar el nivel de hidratación en tu piel como el ácido hialurónico y colágeno.

4. Hidratación, hidratación, hidratación

Ya sea que uses un hidratante en crema o en gel, aplícalo en tu rostro con suaves masajes para sellar la humectación en tu piel.

5. No te olvides de los labios

Durante largas horas de vuelos, los labios suelen secarse más de lo habitual y hasta pueden cuartearse. La piel de los labios no tiene glándulas sebáceas, por lo que no producen grasa que los protejan y humecten. Cuando viajes, no olvides hidratar tus labios con tu bálsamo labial favorito y reaplicar cada vez que lo sientas necesario.


¿Pronto te irás de vacaciones? No dudes en poner en práctica esta rutina facial para que tu piel no sufra demasiado durante un largo vuelo.