Relajación y salud. El sauna suele asociarse con esas dos palabras, pero ¿sabías que también es un excelente aliado de belleza? Descubre 3 beneficios del sauna para tener una piel hermosa y suave como la seda.

Para ver cómo es el funcionamiento de un sauna y conocer la experiencia de cerca, puedes echarle un vistazo nuestro video de youtube y no dejes de visitar Paraíso Zen para vivir la experiencia por ti mism@.

Paraíso Zen está ubicado en: Av. Próceres de la Independencia 559 – San Juan de Lurigancho (a 300 mts de la estación «Caja de Agua» del Tren eléctrico)

3 beneficios del sauna para tu piel

1. Efecto «Detox»

El simple hecho de sudar es muy desintoxicante, no solo para el cuerpo, sino también para la piel. Al sudar, los poros se dilatan (agrandan) y las impurezas/toxinas son liberadas más fácilmente a través del sudor. Recuerda que los brotes de acné aparecen cuando los poros se encuentran obstruidos por células muertas, restos de maquillaje y exceso de sebo, por lo que el sauna es un excelente “detox” para nuestros poros.

2. Oxigena la piel

Dentro del sauna, la temperatura corporal se eleva y ello favorece a una mejor circulación sanguínea (lo cual se evidencia en la piel con un tono rojizo). Un incremento en la circulación sanguínea aumenta los niveles de oxígeno en la piel, lo cual reduce las infecciones cutáneas y favorece la regeneración de células, revelando una piel luminosa y más joven.

3. Sensación de tranquilidad y bienestar

Lo que experimentas internamente se evidencia a nivel físico. En un artículo pasado, hablamos sobre acné por estrés así que recuerden que la piel y la mente están íntimamente conectadas. Al regalarte un tiempo para meditar y relajarte, tu cerebro libera un neurotransmisor llamado serotonina, el cual regula el estado de ánimo y la sensación de bienestar. Si por dentro guardamos paz y brillo ¡sin duda se reflejará por fuera!

Algunos consejos

La Universidad de Harvard recomienda tener en cuenta los siguientes consejos para disfrutar del sauna en su totalidad:

  • Evita tomar alcohol antes o después del sauna
  • No te excedas de tiempo; si bien cada persona tiene un nivel de tolerancia distinto, se considera que de 15 a 20 minutos es un tiempo razonable.
  • Baja la temperatura de tu cuerpo de manera progresiva, no te dirijas de manera abrupta a la ducha de agua fría ya que eso estresa la circulación sanguínea.
  • Hidrátate antes y después del sauna.
  • No entres a un sauna si te sientes enfermo o indispuesto. La idea es disfrutar y relajarse.

Y como tips adicionales, recuerda que:

  • Las personas con alguna condición dermatológica (psoriasis, rosácea, eczema o acné severo) pueden experimentar efectos negativos en la piel. Siempre consulta a tu dermatólogo antes de acudir a un sauna.
  • Después del sauna, tu piel está más preparada para absorber mejor los nutrientes. Aplica tus lociones, cremas o serums favoritos.

Así que ya sabes, el sauna es un espacio de relajación, salud y belleza ¡todo en uno! Anímate a disfrutar de sus beneficios en Paraíso Zen.